"NO EXISTEN DÍAS GRISES SI HAY LUZ EN TU CORAZÓN"

viernes, 5 de mayo de 2017

EL DESAPEGO



En numerosas ocasiones solemos atormentarnos con las cargas que soporta nuestra mente, ya sea consciente o inconscientemente.
Muchas de ellas provienen de nuestra educación, entorno familiar, trabajo...., y otras las hemos ido acumulando debido a lo que llamamos nuestra "personalidad".
Ello nos genera muchos problemas, y podemos estar soportando un enorme peso sin darnos cuenta que lo llevamos a cuestas.
Hace bastante tiempo que leí una historia que habla sobre ello y que personalmente me hizo reflexionar mucho sobre mis propios prejuicios ante ciertas situaciones.
La historia es la siguiente:

En cierta ocasión llegaron dos monjes a orillas de un río y una muchacha que estaba allí les dijo: "!Oh dignos sabios!, no sé nadar, y en caso que vosotros también queráis cruzar este río, os estaría enormemente agradecida si uno de los dos me transportase a la otra orilla" .
Uno de ellos le dijo: " Ven y súbete a mi espalda". Y juntos cruzaron los tres el río por un vado.


 La muchacha se despidió de los monjes, agradeciéndoles su gesto y todos continuaron su camino.
Iban en silencio, pero algo parecía inquietar a uno de ellos.
"¿Qué pasa amigo mío?, pareces descontento", dijo el que había cargado con la muchacha.
A lo que el otro le replicó: "!Oh necio!. ¿Cómo has podido tener contacto con una muchacha?. Nosotros somos monjes y vivimos apartados del mundo".
El otro dijo entonces: "Es cierto. Yo he cargado a esa muchacha para cruzar el río, pero tú, al parecer aún la sigues cargando".



"El desapego no es que tú no puedas poseer nada, es que nada debe poseerte a ti"